jueves, 5 de enero de 2012

Cuartos

No me gusta el fútbol entre semana. No es fácilmente compaginable con el horario laboral ni con los madrugones del día después. Claro que, cuando toca, hasta te hace ilusión. De pronto esa semana tiene un aliciente extra más allá de mirar continuamente al viernes. Lo malo es que como los horarios son tardíos, se pasa bastante frío en según qué lugares. (Yo ayer eché de menos mi manta. Sí, en invierno voy con manta [y cinco capas de ropa] a Anoeta).

Así que ayer, pese a ser miércoles, era un buen día. Ya cuando suena el despertador lo notas: "hoy juega la Real", piensas. ¡Y la energía a tope todo el día, oye!. Sobre todo dadas las circunstancias del partido: Y es que ayer la Real Sociedad jugaba la ida de los octavos de final de Copa del Rey. Hacía tiempo que no notaba tantísima ilusión en el entorno txuriurdin. No es para menos, desde finales de los 90 que no llegábamos "tan" lejos en esta competición.

Mi inagotable optimismo y yo nos habíamos "ultramotivado" para este encuentro y acudí a la cita con mi nueva bufanda. Era nuestra primera vez juntas en Anoeta y debió ser talismán. Además, la ilusión creció al ver la alineación con nueve canteranos y continuó creciendo según pasaban los minutos al ver cómo con cada jugador puesto en su sitio (ya era hora, Montanier) y con la mejor versión de muchos de ellos (Elustondo, no te reconozco), el equipo se impuso sobre su rival. En el juego y en el marcador, que es lo importante.

Queda por delante mucha eliminatoria (90 minutos en casa del enemigo), pero no quiero acordarme del partido de vuelta en Granada y mucho menos de Montanier y sus inventos. Para una vez que los nuestros nos dan el gusto, yo voy a seguir soñando.... con los cuartos, de momento. ¡Espero no tener que despertarme antes de tiempo!

2 comentarios:

Robert dijo...

Muy mal se tiene que dar para que con un 2-0 no pase la Real, aunque claro, cosas más raras se han visto...

Iria dijo...

Mejor lo teníamos en la ronda anterior y a puntito estuvimos de cagarla........